¿Cómo entretener a los invitados más pequeños el día de tu boda?

publicado en: animación infantil, Boda, Consejos | 0

Es vuestro gran día y deseáis que vuestros seres queridos lo pasen en grande. Por ello, les estáis preparando un montón de sorpresas. Pero, ¿qué pasa con los niños? ¿Queréis descubrir todas las opciones para entretener a los más pequeños el día de la boda?

A la hora de preparar el envío de las invitaciones de boda, caéis en la cuenta de que el gran día no solo tendréis a vuestro lado a familiares y amigos adultos, sino que también os acompañarán niños de diferentes edades. Unos pequeños que, por supuesto, queréis que lo pasen estupendamente y que dejen a sus padres disfrutar igual que ellos de un día tan especial.

¿No sabéis por dónde empezar?

Tranquilos, en Carmen Moreno Eventos lo tenemos todo pensado para que se lo pasen en grande. Las ideas originales para bodas no se reducen solo a los mayores, sino que también incluyen muchas opciones para los peques: animadores, juegos, actividades diversas… Descubrid cómo mantenerlos entretenidos el día de tú boda. ¡No se querrán ir!

 

Espectáculos para ellos

Magia, teatro, payasos… Sea cuál sea la actividad que elijáis, los niños apreciarán que la actividad se dirija específicamente a ellos, en cuanto al lenguaje utilizado y a la complejidad de los trucos, del guion y de las bromas. ¡Se sentirán una parte más de vuestra gran cita!

Animadores o Cuidadores

Si los niños son muy pequeños o si preferís liberar de responsabilidades a sus padres por un día, tenéis la posibilidad de contratad un servicio de animadores y cuidadores que estén con ellos durante toda la celebración.

Se encargarán de que no se aburran ni un segundo y, dependiendo de la edad de los pequeños, también se encargarán de  darles de comer, llevarlos al baño… una tranquilidad para los padres y en Carmen Moreno Eventos tenemos una promoción especial para animaciones en bodas.

 

Un plus de originalidad

La oferta en animación infantil es amplia y variada, por lo que, entre otras opciones, tendréis la posibilidad de contar con monitores infantiles o  un castillo hinchable.

En ambos casos será preciso disponer del permiso del lugar de celebración de la boda y asegurarse de que este tenga el suficiente espacio. Asimismo, los niños deberán contar con la supervisión de un adulto y, en el caso del hinchable, los proveedores tendrán que acreditar los permisos que demuestran que la atracción cumple con todos los requisitos de seguridad pertinentes. ¿Más opciones? ¿Qué os parece contratar una actividad de animación con cabezudos, o hacerles interactuar con sus personajes preferidos? Mickey y Minie, la Patrulla Canina, Pepa Pig, Supermán… Alquilad o comprad disfraces para ellos, talleres de manualidades,bailes,juegos de piratas… ¡Disfrutarán como nunca!

 

Juegos de toda la vida

Las gymkanas o los cuenta cuentos son un clásico que nunca falla. Como las carreras de sacos, el juego de las sillas musicales, las cabañas tipo tipis para que jueguen a indios y vaqueros… Si algo funciona, ¿para qué darle más vueltas? Aunque claro, hay otras opciones de ideas divertidas para bodas que no hay que despreciar… Como, por ejemplo, las actividades que implican hacer pompas de jabón y pescar patitos, pero también las de crear divertidas figuras con globos o las de pintarse la cara. ¿Qué tal si organizáis un concurso de dibujos? Lápices de colores, rotuladores, ceras, pinturas…

Los niños estarán muy entretenidos y podrán expandir su creatividad y habilidad manual. Y los monitores se encargarán de que no se ensucien sus abrigos de fiesta.

 

Un rico menú

En una boda, como el resto de días, los niños solo quieren comer sabores potentes y conocidos. Así que os recomendamos que apostéis por lo seguro: unos entrantes de fritos, como croquetas y calamares a la romana, o de mini pizzas y emparedados; un plato principal de pasta con carne o bien unos escalopines de ternera, una hamburguesa o una pechuga de pollo con patatas fritas, y como postre, un delicioso helado. ¡Los peques quedarán más que satisfechos!

 

Chucherías de regalo

El colofón de su menú infantil será ofrecerles un regalo de boda barato pero consistente como, por ejemplo, un cucurucho de chucherías. ¿Algo un poco más elaborado? Apostad por una máquina de palomitas…y porque no? una máquina de algodón de azúcar. ¡Disfrutarán con las gominolas y con el juego añadido que supone sacarlas! Seguro que también «atacarán“ con ganas el rincón que albergue las ideas para el Candy bar, así que intentad que haya opciones para todos los gustos y para sus pequeñas manitas: galletas de sabores, piruletas, pequeñas rosquillas…

 

 

Todo detalle cuenta a la hora de conseguir que los más pequeños disfruten tanto de vuestro enlace como el resto de asistentes. Y mientras ellos se divierten, sus padres podrán lucir sus increíbles fiesta mientras charlan con los presentes y bailando las variadas canciones de boda que darán forma a vuestra playlist nupcial.

 

Está claro que invertir en los niños es invertir en el éxito del día de tú boda.