Qué ponerte en una boda en verano

¿Te han invitado a una boda en verano? ¿Indecisa sobre qué ponerte? Toma nota de todo lo de que debes tener en cuenta si quieres acertar de lleno en tu outfit y ¡conviértete en la invitada ideal siguiendo estos sencillos tips! No te los puedes perder.

Aunque por supuesto, la mujer protagonista de la boda será aquella que luzca un precioso vestido de novia, las invitadas también juegan un papel importante. ¿Eres una de ellas? Si recibiste la correspondiente invitación de boda seguramente llevarás mesas haciéndote la misma pregunta: «¿qué vestido de fiesta me debo poner?».

Cada vez queda menos para la celebración del enlace. Con la llegada de los meses más cálidos del año, la época de bodas alcanza su máximo esplendor y tú ya debes saber que outfit te convertirá en la invitada ideal… ¿o quizá todavía tienes dudas? Si es así, no te pierdas estas ideas. Además de inspirarte en las útlimas tendencias en vestidos de fiesta 2018, te mostraremos qué básicos deberas seguir para deslumbrar en un «sí, quiero» veraniego. Sin ser la protagonista del día B, ¡lucirás radiante!

Normalmente, la elección del vestido corto o largo dependerá de la hora del día en la que se celebre el enlace. En las bodas de día te podrás permitir escoger ambas opciones, mientras que en los enlaces de noche llamarán más a vestidos o trajes de fiesta largos. No obstante, no siempre tendrás porque seguir el protocolo al pie de la letra. Y en este caso, en cuanto al corte del vestido se refiere, también entrarán en juego tus gustos más personales.

Por ejemplo, en una boda celebrada en los meses más cálidos del año los vestidos cortos se suelen convertir en la opoción favorita de la mayoría de las invitadas. El calor hará que las familiares y amigas de los novios se decanten por piezas frescas, suaves y vaporosas. Si es tu caso, simplemente deberás pensar en los detalles que complementarán tu look para adecuar tu outfit a la noche o al día. Complementa tu vestuario con algún detalle llamativo, como una corona de flores para el cabello o unos bonitos pendientes del mismo color que el vestido, pero uno o dos tonos más oscuros. Verás que el resultado será elegante, romántico y armónico. ¡Un completo 10!

 

Colores: infinidad de opciones

Las bodas veraniegas son sinónimo de vitalidad, brillo y, cómo no, mucho color, por lo que asistir a un enlace celebrado en los mesas más cálidos te permitirá escoger entre una amplia paleta cromátiva. Teniendo en cuenta que los vestidos cortos en tonos nude siempre serán un acierto.

Los diseños ceñidos, la pedrería y el efecto tattoo lace fueron tendencia en los vestidos de fiesta 2017, y este año no podría ser menos. Si te apasiona el estilo, apuesta por un rojo potente que te ayude a resaltar la belleza de cada detalle. Del mismo modo, siguiendo la gama de tonos vivos, los naranjas y amarillos serán una opción ideal para las pieles más morenas. Sin olvidar que los vestidos de fiesta azules, verdes y morados, también darán un toque único a tu look. Eso sí, no olvides equilibrar el outfit combinando estos colores vibrantes con complementos menos llamativos y de diseños lisos: bolsos, chales, cinturones…

 

Telas vaporosas y diseños frescos

Si asistes a un enlace veraniego no dudes en decir un «¡sí!» rotundo a las telas vaporosas y ligeras. El tul, la gasa y el crepé de seda te ayudarán a aliviar el calor y, además, aportarán personalidad y vida a tu look. Siguiendo esta línea de sencillez y frescura, el corte A o el recto, en combinación con escotes asimétricos o acabados en V, así como con aquellos que dejen tu espalda desnuda, se convertirán en una opción perfecta para ti. ¿Te convencen?

 

Un «¡sí!» rotundo a la naturalidad

El verano es sinónimo de naturalidad. Seguramente la novia de la boda a la que estés invitada aportará por un vestido de novia sencillo, que deje relucir su belleza más personal, vital y fresca. ¡Haz tú lo mismo! Pon el broche de oro a tu outfit con un peinado natural: una coleta alta, un moño bajo de estilo despeinado o un peinado para pelo suelto, por ejemplo. En cuanto al maquillaje, evita ponerte base y deja respirar a tu piel aplicándote simplemente algo de corrector, polvos matificantes, un ahumado en los ojos y un labial en tono nude. ¡Belleza en estado puro!

 

Los complementos: cada detalle cuenta

Los complementos serán ese pequeño detalle que acabará de aportar el toque más personal a tu look. Eso sí, con el calor evita la joyería en exceso. Apuesta por una pequeña cadena de otro o de plata de ley, si así lo deseas, y céntrate en otros detalles, como los pendientes, el tocado del cabello o el bolso. Pero sobre todo, busca el equilibrio. Es decir, si tu vestido es llamativo de por sí, no te excedas con el resto de los complementos. Y si llevas el pelo recogido y luces algo de escote, juega con el diseño de tus pendientes apostando por un estilo maxi con un toque de color. Busca la armonía en tu look y conseguirás un resultado excepcional.

 

Como ves, las bodas veraniegas te permitirán escoger entre un amplio abanico de opciones para convertirte en la invitada ideal. Una vez lo hayas seleccionado todo recuerda disfrutar hasta el último minuto de la gran fiesta: llora de emoción, sonría de felicidad y baila al son de tus canciones para favoritas. Y… ¿quién sabe? Quizás seas la elegida por la novia para regalar su complemento nupcial más preciado, y no me refiero al novio…ese precioso ramo de novia que se convertirá en un símbolo de amistad y en un recuerdo único.